Una Buena NAVIDAD

Todos sabemos el significado que tiene pero muchos lo olvidamos. La Navidad ha vuelto de nuevo, como cada año, puede que un poco más o un tanto menos galán que de costumbre. Todo, según como se enfoque bajo la perspectiva personal.

La verdad es que es una época en la que una gran mayoría de nosotros salimos a las calles a detenernos delante de los escaparates, nos atrevemos a entrar a cualquier tienda que nos ofrezca un bonito detalle, un detalle que nos acompañará ese día, el 25 de diciembre.

Por otra parte, queremos ver el mejor resumen del año en un solo día, eso hace que en muchas ocasiones nos olvidemos de quiénes somos y solo queramos ver lo bueno, no nos fijamos en lo malo, aburrido y absurdo, porque, ¿a quien le gusta? siendo sinceros…

Siguiendo por el mismo camino, no hemos descubierto la felicidad que aun nos persigue y que no sabemos como afrontarla, no pensamos, tan sólo actuamos. Aquí quiero poner de relieve lo importante que debe ser eso tan simple de ser feliz.

Sin mirar atrás, no tenemos oportunidad alguna de experimentar ese deseo que todos quisiéramos, ser felices. Sólo gozamos de los resultados, algo que nos aporta dinero, sin ir más allá. Es como si aceptáramos lo que tenemos por delante pero no supiéramos cómo comprenderlo, cómo gestionarlo. Nos limitamos a dejar lo que de verdad importa de lado y disfrutamos con lo más inútil. Quizá debe ser lo que divierte al personal.

Dejando la sinceridad aparcada, quiero pedir una cosa muy fácil, un tanto indiscreta, quisiera que nada entorpeciera nuestros caminos y para ello, le pongamos una sonrisa extraordinaria ahí en medio. Porque nada ni nadie nos puede robar un momento de dicha dimensión. Felicidad, aunque venga del más preciso instante.

Una Navidad debe obsequiar a los presentes con la mejor forma, cualquiera que venga acompañada de una bonita sonrisa, un detalle convertido en alegría y tantos gramos de ilusión como quiera echar cada uno en su plato.
Para un servidor, pasión es la palabra que define bien todo lo explicado con anterioridad. Lo anterior se debe vestir con trajes llenos de buenas intenciones, que no existan bolsillos llenos de incomprensión y estúpidas acciones que no descubran ningún puerto ideal.

img_0433

Sigo hoy y ahora con más ganas de compartir, vivir, dar e interpretar la vida como si fuera un regalo que entre muchos, es el que te deja sin aliento. Aquel que te hace descubrir aquello que no puedes dejar escapar. Entre otras cosas, aquello que de verdad apasiona sin más y que nunca decidiste abandonar aunque vengan tantos malos tiempos por delante. Lo bueno es vivirlos y afrontarlos para obsequiarse a uno mismo con la superación. Un reto que la vida tiene y que algunos parece gustarnos.

Deleitarse con la superación de un problema es siempre un buen resultado, aunque cueste trabajo.

Hoy vuelvo a dejar una simple opinión acompañado de, para algunos, el mejor día del año. El resto puede seguir siendo un día normal.

F E L I Z

N A V I D A D

2 0 1 5

Porque aun queda mucho por vivir.

¡Besos tremendos y abrazos geniales! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s